Contenidos Suscriptores - Novedades

Muchos aficionados que asisten a un torneo de ajedrez para niños o adultos, se sorprenden al comprobar algunas de las reglas que rigen estas competiciones. Los padres de niños que juegan al ajedrez y asisten por primera vez a un torneo se ven sorprendidos, en ocasiones, por ciertas curiosidades que no conocían. Algunas de ellas, las resumimos a continuación.

 

 

 

1. En casi ninguna partida se llega al mate.

A pesar de que para ganar una partida de ajedrez se debe llegar a una posicón de jaque mate (excepto en los casos en los que la partida queda en tablas) lo habitual entre jugadores con cierta experiencia es que uno de ellos abandone antes de que esto ocurra. Cuando un jugador está perdido y sabe que no tiene posibilidades de salvar la partida, no suele seguir jugando hasta recibir el mate, sino que abandona antes. Esto no es nada habitual en otros tipo de deportes o competiciones, sin embargo en ajedrez es bastante normal.

Algunos jugadores consideran ofensivo que su rival siga jugando en una posición totalmente perdida, en lugar de abandonar, pero debemos aclarar que todo jugador tiene derecho a seguir jugando hasta recibir el mate, y que nadie debería molestarse por ello.

 

2. El jaque no se avisa.

Mientras que en las partidas amistosas que uno juega cuando está aprendiendo ajedrez, el jaque se anuncia, lo habitual en las competiciones o en las partidas entre jugadores expertos es no hacerlo. Aunque muchos niños lo hacen en sus partidas de ajedrez, los jugadores con experiencia no lo necesitan y detectan la amenaza contra el rey a golpe de vista. Así que es bueno saber que no es obligatorio anunciar el jaque.

 

3. Los jugadores se pueden levantar de la mesa.

Esta es una de las cuestiones que he visto que con frecuencia sorprenden a los espectadores de un campeonato de ajedrez, cuando asisten por primera vez. Por supuesto no es habitual levantarse en partidas rápidas, donde el tiempo escasea y hay que aprovechar cada segundo para pensar en la partida. Pero en partidas largas es normal levantarse para estirar las piernas, dar un pequeño paseo y relajarse un poco o acudir al baño.

 

4. Se pueden pactar las tablas.

Durante la partida (y no antes, por suspuesto) los jugadores pueden acordar el empate. Esta es una regla que no está exenta de polémica, dado que puede defraudar bastante a espectadores y patrocinadores de los torneos. Para evitar que haya partidas que acaban en empate sin lucha, muchos torneos incluyen reglas adicionales que impiden esta posibilidad, permitiendo sólo acordar las tablas tras cierto número de jugadas. No nos debe extrañar, puesto que nadie imaginaría en otros deportes que los jugadores decidieran acordar el empate cuando la lucha acaba de comenzar.

 

5. El rey no se tira en señal de abandono.

Este es un gesto muy cinematográfico, que sin embargo apenas se produce en las partidas reales. Hay quien lo hace, pero no es nada habitual. Lo normal cuando se abandona una partida es sencillamente parar el reloj y estrechar la mano del rival.

 

6. Los jugadores anotan las partidas.

Las planillas de ajedrez son un elemento muy importante, donde se va anotando el desarrollo de la partida, evitando posibles problemas que puedan suceder en el futuro, como que se caigan las piezas y no se recuerde donde estaban, o que se reclame una triple repetición de posiciones (en este caso el árbitro deberá comprobar si ha sido así reproduciendo la partida en otro tablero). Ya hablamos en un artículo anterior acerca de cómo se anotan las partidas de ajedrez. Es muy importante que los niños que se aficionan al ajedrez aprendan a anotar sus partidas, puesto que en las competiciones deberán hacerlo correctamente.

 

7. Existen controles anti-doping.

Al formar parte del Consejo Superior de Deportes, el ajedrez tuvo que incluir los controles anti-doping en algunas pruebas oficiales. Estos controles no se realizan en cualquier torneo, de hecho no es nada habitual que suceda. Por ejemplo, la Federación Española de Ajedrez incluye este tipo de controles sólo en alguno de los Cameponatos de España de cada año (en el individual o en el por equipos). Realmente no se conocen sustancias que puedan ayudar claramente a los jugadores en el desarrollo de las partidas y en todo caso el verdadero temor en cuanto a "jugadores tramposos" es que puedan ayudarse de medios informáticos ocultos. Por eso las federaciones trabajan para evitar este tipo de trampas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.