Tanto para los niños que juegan al ajedrez, como para los adultos, pueden servir de guía algunas directrices para enfocar correctamente su relación con el ajedrez, y a la larga para que el apredizaje y progreso en el juego se lleve a cabo con mayores posibilidades de éxito. También para que los niños y adultos que participan en torneos de ajedrez puedan tener un mejor rendimiento y sepan extraer las lecciones que siempre podemos adquirir en la competición.

CONSEJOS PARA NIÑOS Y ADULTOS QUE JUEGAN AL AJEDREZ

 

1. Apreciaré el ajedrez como juego, deporte y arte.

Si a un niño o adulto solo le gusta jugar al ajedrez y participa en torneos, pero no llega a apreciar la belleza del juego, su parte científica, los valores que transmite, su historia y sus múltiples lecturas, se estará perdiendo una buena parte de lo mejor que nos ofrece el noble juego. Por eso es importante no solamente disfrutar jugado, sino aprender a disfrutar viendo partidas de los grandes jugadores de ajedrez, leyendo libros y revistas, viendo vídeos y manteniendo una relación con el ajedrez lo más completa posible.

2. Me haré con material de calidad para el estudio.

La dificultad para seleccionar material adecuado para el estudio del ajedrez, en unos tiempos donde abunda el material de ajedrez gratuito en la red (de desigual calidad), es uno de los problemas con los que se encuentran muchos jugadores de ajedrez que quieren progresar. En realidad es uno de los motivos que nos llevó a crear la Revista Capakhine. No todos los vídeos, pdf, libros, etc que se pueden encontrar serán igualmente útiles, y la responsabilidad del ajedrecista y la de los padres y monitores de niños que juegan al ajedrez consiste, entre otras cosas, en aprender a seleccionar el material adecuado.

3. Estudiaré todas las fases del juego.

No es ningún secreto que la litereratura de ajedrez tiene infinidad de libros dedicados a la apertura y muchos menos que traten temas importantes del medio juego y los finales. Es cierto que en los últimos tiempos esto está cambiando, afortunadamente. Pero la demanda de los libros de aperturas siempre ha sido mayor. Muchos jugadores de ajedrez han prestado mucha más atención a su preparación en las aperturas que a las otras fases del juego. Sin embargo de poco sirve un amplio conocimiento teórico de las aperturas, sin una sólida base del medio juego y de los finales en ajedrez.

4. Conoceré las cuestiones fundamentales del reglamento.

Esta es una obligación del jugador de ajedrez que participa en campeonatos. Sin embargo nos encontramos en la práctica con muchos jugadores que tienen serias dudas acerca de puntos de mucha importancia del reglamento. Es fundamental que sepamos en qué ritmos de juego debemos anotar y en cuáles no, cómo realizar una reclamación y en qué casos es oportuno, reglas como la triple repetición o la regla de las 50 jugadas, etc. 

5. Lucharé al máximo en cada partida.

Este es un punto fundamental. El ajedrez es lucha, como decía campeón mundial Lasker. En el ajedrez no se puede bajar la guardia en ningún momento, puesto que un error grave nos puede llevar a la derrota, incluso cuando nos enfrentamos a un rival muy inferior. Y con frecuencia veo a jugadores que se esfuerzan al máximo solo en algunas competiciones en las que están especialmente motivados. Encontrar una motivación en cada partida será fundamental para esforzarnos al máximo.

6. Administraré el tiempo de cada partida con esmero.

En el caso de los niños el problema suele ser que juegan demasiado rápido y en el caso de los adultos el contrario. Ya ofrecimos algunos consejos sobre este tema en un artículo anterior, donde ofrecíamos algunos consejos a los padres de aquellos niños que juegan demasiado rápido sus partidas de ajedrez. 

7. No me enfadaré al perder una partida.

Es importante no olvidar que el resultado solo es una pequeña parte de la partida de ajedrez. Hay que saber ganar y saber perder. Normalmente los que realizan grandes celebraciones ante la victoria son los mismos que se llevan un buen disgusto ante la derrota. Hay que saber alejarse emocionalmente del resultado. Debemos jugar al ajedrez por muchos motivos que no tienen tanto que ver con el resultado.

8. No buscaré excusas tras la derrota.

Este punto está intimamente relacionado con el anterior. Las razones por las que perdemos al ajedrez hay que buscarlas, principalmente, en el tablero. Buscar excusas ante la derrota, como comentábamos en un artículo anterior, no sirve de gran ayuda.

9. Tras la partida analizaré con mi adversario.

Ganemos o perdamos, siempre es una buena idea analizar la partida con nuestro rival cuando ésta concluye. Nos servirá para aprender cosas nuevas y para conocer la visión de nuestro rival, lo cual siempre nos puede aportar algo.

10. Trabajaré en casa sobre mis partidas.

El trabajo que se realiza con las partidas jugadas en los torneos debe ser una de las tareas principales del ajedrecista. Mihail Botvinnik, campeón mundial y patriarca de la Escuela Soviética de Ajedrez ya defendió este hecho. Por eso es importante que aprendamos a usar ChessBase y tengamos por lo menos una base de datos donde guardemos y revisemos nuestras partidas.

Seguro que se os ocurren más ideas que podrían incluirse como "mandamientos". Podéis dejar un comentario con vuestra aportación.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contenidos Suscriptores - Novedades

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.