Contenidos Suscriptores - Novedades

El primer número de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres, fue todo un éxito. Como plato fuerte una interesante entrevista a Henrik Carlsen, padre del actual campeón del mundo de ajedrez, el joven Magnus Carlsen. Os ofrecemos un adelanto de la entrevista, con algunas reflexiones que hace y que pueden ser de interés para los padres de los niños que se aficionan al ajedrez.

 

 


“Cuando un niño encuentra su motivación interior para explorar el ajedrez o si llega a encontrarla, apoyadlo y no os centréis en los resultados.”


¡Qué gran consejo del padre del campeón mundial! Como comentábamos en el artículo 5 cosas que no debe hacer un niño antes de una partida de ajedrez, el resultado forma parte de la partida, pero sólo es una pequeña parte de la partida. Esto lo deben tener muy en cuenta tanto los niños como sus padres, para evitar que el niño se sienta presionado, y para que establezca una relación sana con el juego del ajedrez.

 


“Si los padres no critican a sus hijos y muestran su decepción, la mayoría de los niños aceptan bien las derrotas.”

 

La frustración que acompaña a la derrota en ajedrez puede tener diversos motivos. Seguro que uno de ellos es la decepción que sentimos por no haber sido capaces de jugar mejor, pero en el caso de los niños que juegan al ajedrez esa frustración será mayor si se encuentran con el malestar o decepción de sus padres. Esto tiene mucho que ver con lo que comentábamos anteriormente, el resultado sólo es una pequeña parte de la partida, por lo que los padres y monitores deben recordar a los niños que no deben centrarse en el resultado y que lo más importante es ser capaz de luchar al máximo por conseguir nuestros objetivos.

 

“Cuando Magnus cumplió 9 años, ocurrió un interesante episodio en el que un jugador más fuerte me reprochó los pobres consejos que le había dado a Magnus en el análisis de una partida que había jugado. Entendí que debía dejar de aconsejarle ya que yo no estaba cualificado y dejar que explorase el universo ajedrecístico a su manera.”

 

Los padres que tienen algunos conocimientos de ajedrez y que, en muchos casos han sido los que han iniciado a sus hijos, a menudo continúan tratando de guiar a sus hijos cuando tal vez su nivel ya no es el adecuado para ello. Es importante tomar conciencia de ello y el comentario de Henrik Carlsen es muy revelador en este sentido.

Otros de los errores que pueden estar tentados a cometer los padres es analizar las partidas de sus hijos siguiendo las recomendaciones de los módulos de análisis, aunque ellos verdaderamente no entiendan por qué el programa propone tal o cual jugada. Las valoraciones de los programas de ajedrez no son verdades absolutas y de nada sirve decir “esta jugada era mejor o peor” si no sabemos explicar el motivo. De hecho puede ser contraproducente.

 

“Aprecio el arte y las sutilezas científicas pero cuando juegas de forma armónica se producen resultados deportivos también.”

 

La armonía, un concepto ligado principalmente a la música, tiene una importante influencia en el juego del ajedrez. En ajedrez la armonía está ligada a la coordinación de piezas, pero creo que también se puede hablar de “un estado mental armónico” que sería tan importante de generar en cualquier jugador que se enfrenta a una partida de ajedrez.

 

“La complejidad del ajedrez como juego y el status del que ha disfrutado históricamente y que aún tiene en la sociedad es único. ”

 

Es importante que consigamos para el ajedrez la consideración cultural que se merece. Precisamente nuestro colaborador José Antonio Garzón, periodista, escritor y historiador de ajedrez, comienza en el primer número de nuestra revista la sección “El ajedrez como signo de cultura”.

Esperamos que nuestros suscriptores encontréis interesante la entrevista completa con Henrik Carlsen, que aparece en el primer número de nuestra revista Capakhine.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.