Los niños aprenden muy pronto la importancia de enrocar en las partidas de ajedrez. Las dos cuestiones fundamentales por las que el enroque suele ser necesario implican dos temas diferentes: por un lado el rey se encontrará más seguro lejos del centro del tablero y por otro lado la torre que se enroca podrá entrar en juego más rápidamente. Dentro de las leyes fundamentales de la apertura, la búsqueda de un enroque lo antes posible es muy relevante. Los suscriptores podéis descargar un pdf dedicado precisamente a las Leyes Fundamentales de la Apertura en ajedrez, ideal para niños y monitores que imparten clases de ajedrez para jóvenes o adultos. En este artículo vamos a tratar de ofrecer la idea más importante que debemos tener en cuenta si nuestro rival no enroca.

Incluso en partidas de ajedrez de Grandes Maestros nos encontramos a veces con que uno de los dos jugadores no enroca. Muchos niños pueden no llegar a entender por qué si han aprendido que el enroque es tan importante, hay jugadores fuertes que en alguna de sus partidas no lo efectúa. Y es que como en todo hay excepciones, y existen situaciones en las que un jugador puede renunciar a enrocar. A veces esto ocurre porque se han cambiado muchas piezas y el jugador que no enroca espera sacarle partido al rey más cerca del centro en el final, ya que el rey se convierte en pieza activa cuando apensa quedan piezas en el tablero y no existe peligro de que se desarrolle un fuerte ataque. También hay otros casos en los que se puede renunciar al enroque, como en algunas posiciones de centro cerrado, con cadenas de peones que evitan los ataques aunque uno de los bandos tenga su rey sin enrocar.

Pero antes de explicar las excepciones es importante que los niños que aprenden y estudian ajedrez se familiaricen con las reglas generales, y por tanto deberán darle al enroque la importancia que merece. Una vez que se asimila la importancia del enroque y de tener el rey a salvo, el niño debe aprender cómo actuar en una partida de ajedrez si su rival no enroca. La regla básica es esta: cuando nuestro rival no enroca y, por tanto, mantiene su rey en el centro, deberemos de abrir la posición para que nuestras piezas puedan atacar el rey enemigo. ¿En qué consiste esto de abrir la posición? Se trata de provocar rupturas centrales, es decir, cambios de peones para que se abran columnas y diagonales a través de las cuales nuestras piezas podrán crear amenzas contra el rey de nuestro rival.

El ataque contra un rey sin enrocar a través de las columnas centrales, usando nuestras piezas mayores (torres y dama), resulta espedialmente efectivo en estos casos. Para que los niños se familiaricen con estas ideas y puedan aplicarlas en sus partidas de ajedrez sería bueno mostrarles algunos ejemplos del tema. A continuación os dejo en el visor un par de ejemplos clásicos sobre el tema de ataque a través de las columnas centrales contra un rey sin enrocar, que pueden ser de utilidad para clases de ajedrez para niños. Se trata de dos miniaturas jugadas hace ya muchos años pero que forman parte de la historia del ajedrez, puesto que los que las jugaron eran algunos de los mejores de su época.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contenidos Suscriptores - Novedades

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.