En un artículo anterior nos ocupamos de algunas de las reglas del ajedrez menos conocidas por niños y adultos que no tienen un contacto habitual con el ajedrez. Nos quedaron algunas reglas en el tintero y por sugerencia de uno de nuestros lectores las vamos a ampliar en este nuevo artículo, en el que principalmente nos vamos a centrar en algunas reglas que nos pueden llevar a que la partida sea declarada tablas, es decir, empate.

LA REGLA DE LAS 50 JUGADAS

Existen algunas confusiones acerca de esta regla. Me he encontrado niños que habían aprendido a jugar hacía ya algún tiempo y me insistían en que era la regla de las 30 jugadas o la regla de las 50 jugadas. Dejemos claro que se trata de la regla de las 50 jugadas. Consiste en que si se llegan a producir 50 jugadas (por cada bando) sin que se haya producido ninguna captura ni movido ningún peón se pueden reclamar las tablas. Da igual si en la posición uno de los jugadores está a punto de ganar. Precisamente en mi blog Diario de un entrenador publiqué hace tiempo este artículo sobre la regla de las 50 jugadas, mostrando un ejemplo que se había producido en una partida entre Ivanchuk y Kamsky.

Es importante conocer la manera de reclamar este tipo de tablas si participamos en competiciones, puesto que no se puede hacer de cualquier manera. Si vamos a hacer una jugada con la que se realizarán 50 movimientos sin capturas ni jugadas de peón y queremos reclamar el empate, deberemos escribir la jugada en la planilla, parar el reloj y avisar al árbitro. Si es nuestro rival el que ha efectuado la jugada con la que se han llegado a 50 movimientos sin capturas ni jugadas de peón, pararemos el reloj y avisaremos al árbitro.


LA TRIPLE REPETICIÓN DE POSICIONES

También esta es una regla sobre la que muchos niños que juegan torneos de ajedrez tienen algunas confusiones. Para empezar aclarar que para que hablemos de repetición de la MISMA posición, se debe tratar de la MISMA posición en su esencia, no basta que sea la misma posición “fotográfica”. ¿Qué quiere decir esto? Aunque la misma posición visualmente sea la misma, no serán esencialmente la misma si, por ejemplo, en una de ellas uno de los bandos podía enrocar, y en otra no puede enrocar (porque se hayan movido después el rey o la torre del enroque, aunque después hayan vuelto a su posición original). Tampoco será la misma posición si en uno de los casos le tocaba mover a un bando y en la otra le toca mover al otro bando.

Y hay que aclarar también que para reclamar la triple repetición de posiciones no es necesario que se hayan producido de manera continua, es decir, se pueden haber producido otras jugadas y posiciones entre las posiciones que se repiten.

La manera de reclamar la triple repetición de posiciones en los torneos se debe realizar de la misma manera que hemos explicado en el caso de la regla de las 50 jugadas. Si se va a alcanzar una triple repetición de jugadas con el movimiento que estoy a punto de efectuar, debo anotarlo, parar el reloj y avisar el árbitro.

 

Comentarios   

0 #1 JUAN CARLOS LILLO SI 09-05-2015 11:51
Muy interesante el artículo, me servirá para tener claridad con mis estudiantes, gracias maestro.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contenidos Suscriptores - Novedades

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.