Contenidos Suscriptores - Novedades

 

Los niños que juegan al ajedrez tienen una buena oportunidad en las vacaciones de verano para dedicar algo más de tiempo a su afición favorita. En este artículo proponemos algunas actividades para que los niños empleen el tiempo que dedican al ajedrez de la mejor manera.

Consejos para que los niños mejoren su ajedrez este verano

  1. Revisar sus partidas jugadas de ajedrez durante el año

En realidad las partidas de ajedrez que juegan los niños durante las competiciones en las que participan deben revisarse lo antes posible. Pero ya sabemos que con los estudios, los deberes, las actividades extraescolares y otras obligaciones, no siempre cuentan con tiempo para ello. El verano puede ser una buena ocasión para analizar esas partidas que los niños han jugado y aun no han revisado. Ese trabajo pueden realizarlo con sus profesores o monitores de ajedrez, pero los que niños que no cuenten con un profesor de ajedrez seguro que pueden dedicar parte de su tiempo a tratar de buscar errores en sus partidas.

Uno de los beneficios del ajedrez es que te da la posibilidad de aprender de tus propios errores, pero para ello hay que invertir un poco de tiempo. Ahora puede ser un buen momento.

  1. Participar en torneos

En verano abundan los torneos de ajedrez escolares del mismo modo que otras competiciones de ajedrez en las que también pueden participar los niños. Ahora que tenemos más tiempo deberíamos plantearnos practicar quizás con un poco más de frecuencia. En nuestra agenda de torneos os mantendremos informados de todos los campeonatos de ajedrez para niños de los que nos informen sus organizadores.

  1. Asistir a un campamento de verano de ajedrez

Con el tiempo se ha incrementado la oferta de campamentos de ajedrez de verano. Estos campamentos de ajedrez son una buena ocasión para que los niños aprendan y lo pasen bien. En la mayoría de campamentos, además de recibir clases de ajedrez y poder jugar muchas partidas, los niños tienen la oportunidad de realizar otras actividades de ocio paralelas. Además son un buen punto de encuentro donde conocer a otros niños aficionados al ajedrez.

  1. Organizar el estudio del ajedrez

Los niños que vayan a emplear tiempo para el estudio del ajedrez durante el verano, deberían planificar ese trabajo antes que nada, para optimizar ese trabajo de la manera más adecuada. Para ello deberán dividir su tiempo con realismo y tratando de cubrir las diferentes fases del juego. Repasar el repertorio de aperturas seguro que es una buena idea, pero no hay que olvidar el medio juego y los finales. Para mejorar en el medio juego siempre viene bien dedicar un tiempo a resolver problemas de táctica. Además, para mejorar en el cálculo, tal y como indicábamos en el artículo dedicado a mejorar en táctica, ver partidas complicadas y tratar de hallar las mejores continuaciones, jugada a jugada, puede ser un buen ejercicio para que los niños mejoren su ajedrez.

Y en cuanto a finales existe buenos libros, como Los 100 finales que hay que saber, de Jesús de la Villa, aunque dependiendo del nivel de ajedrez de cada niño, deberían de estudiar finales más sencillos o más profundos.

  1. Plantearse futuras metas

Y con el fin del curso escolar no estaría mal echar la vista atrás y ver qué tal ha ido el ajedrez durante el curso, hacer un pequeño balance y, sobre todo, plantearse nuevas metas para la siguiente temporada. Esas metas deben ser realistas y no tienen que estar necesariamente ligadas a los resultados deportivos. Un niño puede plantearse como meta participar en determinado número de torneos, leer ciertos libros, o practicar en internet con relativa frecuencia.

Esperamos que este verano los niños continúen divirtiéndose con una de las aficiones más enriquecedoras que se pueden tener en la vida: el ajedrez.

 

Comentarios   

0 #1 Alan Alvarez Flores 28-06-2015 12:01
excelentes consejos
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.