En los campeonatos de ajedrez para niños o adultos existen una serie de reglas que debemos conocer, puesto que aprender a jugar al ajedrez no debe ser solamente conocer las reglas básicas de una partida, sino que en el caso de que participemos en torneos debemos estar al tanto de todas las cuestiones relativas al reglamento y al desarrollo de los mismos.

Los niños que reciben clases de ajedrez y aprenden, por ejemplo, el Mate Pastor, acaban pensando tiempo más tarde que resulta un poco tonto acabar perdiendo una partida por no conocerlo. Seguro que el desconocimiento de ciertos mates puede llevar a perder una partida muy rápido y de manera sorprendente, pero ciertas cuestiones reglamentarias también pueden provocar derrotas inesperadas, por lo que conviene tener una mínima idea de algunos detalles reglamentarios que nos pueden hacer perder una partida de una manera un tanto ridícula.

1.- Por llegar tarde a la partida.

Pues sí, llegar tarde a una partida de ajedrez puede suponer la derrota. Dependiendo del tipo de competición existe un mayor o menor margen en la tolerancia para llegar tarde. Incluso en algunas competiciones el jugador que no se encuentra en su silla en el momento del comienzo, pierde automáticamente.

2.- Por no conocer el ritmo de juego.

No hace tanto tiempo que Magnus Carlsen perdía una partida precisamente por no conocer el ritmo de juego, y pensar que tras las primeras 40 jugadas se le sumaría más tiempo.  En los torneos de élite los ritmos de juego varían, Lo cierto es que en la actualidad en la mayoría de competiciones oficiales e incluso torneos abiertos de ajedrez, se ha impuesto el ritmo de 90 minutos para toda la partida y 30 segundos adicionales por jugada. Pero esto no quita que cualquier jugador tiene la obligación de estar al tanto del ritmo de juego, así como de todos los detalles de las bases del torneo.

3.- Por olvidar pulsar el reloj.

Perder por tiempo siempre es doloroso, sobre todo si tenemos la partida ganada. Pero siempre será especialmente triste si ocurre porque olvidamos pulsar el reloj. En los torneos de ajedrez para niños es muy frecuente ver a pequeños ajedrecistas que se están iniciando y, en muchos casos están jugando su primer campeonato, y olvidan con frecuencia pulsar el reloj tras realizar su movimiento. Siempre gusta observar como hay jugadores bastante nobleses bastante nobles que avisan del descuido al jugador que lo tiene.

4.- Porque suene tu teléfono móvil.

Quien nos iba a decir que entre tantas ventajas que parece que nos aportan los teléfonos móviles, pueden tener la desventaja de hacernos perder una partida de ajedrez. Sí, hoy en día no es nada extraño. Así que es importante no llevar el teléfono a la sala de juego si no queremos tener una desagradable sorpresa.

5.- Por hacer 2 jugadas ilegales.

En partidas de ajedrez Blitz podemos perder por hacer una jugada ilegal. En otros ritmos de juego perderemos si llegamos a hacer 2 jugadas ilegales (que sean reclamadas por el rival). Con la primera jugada ilegal nuestro rival será bonificado con tiempo...pero a la segunda el punto será suyo. Así que...¡cuidado con las jugadas ilegales!

 

Comentarios   

0 #1 jona 16-02-2016 16:54
En mi primer torneo creo que cometi cado todos esos errorea jajaja ni me imagine que me pasaria
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Contenidos Suscriptores - Novedades

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.