Contenidos Suscriptores - Novedades

Los tres principales recursos para posiciones aparentemente muy inferiores o desesperadas que deben aprender niños y adultos en las clases de ajedrez serían: el ahogado, la fortaleza y el jaque continuo. También podríamos incluir la búsqueda de algunos finales teóricos de tablas en los que el bando inferior consigue el empate (peón de torre y alfil de diferente color a la casilla de promoción contra rey, por ejemplo). Es importante que los niños que practican el ajedrez asimilen estos recursos porque a veces confunden la idea de luchar hasta el final.

 

Luchar hasta el final no significa jugar hasta que te den mate, como vemos como frecuencia en el ajedrez escolar, sobre todo en los niveles más básicos. Luchar hasta el último momento en una partida de ajedrez implica la búsqueda de soluciones o la creación continua de problemas en la posición del rival, a pesar de nuestra inferioridad. Ya he mencionado en más de una ocasión la "Teoría de la infinita resitencia" que explica Rowson en "Los 7 pecados capitales en ajedrez". Nada tiene que ver esto con lo que veo continuamente en competiciones de ajedrez para niños, donde los pequeños ajedrecistas, una vez que ven que están perdidos, siguen jugando de manera rutinaria hasta recibir el mate. No debemos confundir conceptos. Eso no es luchar hasta el final.

 

Pero para luchar en posiciones desesperadas debemos familiarizar a los niños que estudian ajedrez con los recursos que se deben buscar en esas situaciones. Muchas partidas se salvan, incluso en posiciones aparentemente perdidas, gracias al conocimiento y la puesta en práctica de los recursos defensivos adecuados. Y los que hemos mencionado en el primer párrafo son los más importantes.

 

Como ejemplo vamos a mostrar la partida que ha inspirado este artículo y que se ha jugado hoy en la Liga de China.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Con la finalidad de mejorar tu experiencia, este sitio web usa cookies. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.